Tabaquismo

El consumo de tabaco es la principal causa evitable de enfermedad y muerte en el mundo. En Uruguay es responsable de más de 5.000 muertes cada año,  fundamentalmente debido a enfermedades cardiovasculares y cáncer.

En el siguiente cuadro, comparamos al tabaquismo con otras causas de mortalidad, para ver la real magnitud de este problema.

Enfermedad adictiva

El tabaquismo es una enfermedad adictiva, que evoluciona con recaídas.

Con respecto a los daños en la salud, para evaluar el riesgo de padecer una enfermedad a causa del consumo de tabaco, debemos tener en cuenta:

  • la edad de inicio (menor edad de inicio, mayor probabilidad de daño)
  • el número de cigarrillos que se consume  (mayor cantidad, mayor daño)
  • el tiempo de consumo (a mayor tiempo, mayor daño)
  • el tipo de inhalación (cuanto más profunda sea la inhalación, mayor daño)

Componentes del cigarrillo

 

En la imagen, vemos algunas de las sustancias que componen al cigarrillo. Como se puede observar, muchas de ellas son bien conocidas como altamente nocivas para la salud. Varias ingresan al organismo en forma suspendida en el humo, otras quedan en la mucosa oral y aún pueden ser absorbidas por la piel. Una vez que a través del humo son inhaladas pasan al aparato respiratorio y de allí al torrente sanguíneo diseminándose por todo el organismo.

La acetona es un diluyente de pintura,  el amoníaco se usa como limpiador de pisos, el arsénico es veneno, el cadmio lo encontramos en las baterías de autos, el cianuro de hidrógeno era la sustancia que se usaba en la cámara de gas y la naftalina es un antipolilla. Aunque parezca mentira, estos son algunos de los 4.500 componentes tóxicos que posee el cigarrillo, y nadie nos lo dice. La nicotina es la sustancia que provoca la adicción; es la que nos hace encender el próximo cigarrillo y el otro, hasta formar una larga cadena de años de consumo.

Cuanto más precozmente se abandone el tabaquismo, los riesgos de desarrollar enfermedades tabaco-dependientes, van disminuyendo.

Enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco

Según la encuesta GATS (Global Adult Tobacco Survey) realizada en el año 2009, más del 90% de las personas sabe que fumar produce enfermedades graves, especialmente ataques cardíacos y cáncer de pulmón. Sin embargo, el nivel de conocimiento de que fumar produce ataques cerebrovasculares es menor. Son los jóvenes de 15-24 años los menos propensos a creer que el fumar produce ataques cerebrovasculares.

Asimismo, aproximadamente 90% de la población sabe que respirar el humo de tabaco de otras personas causa problemas serios de salud en los no fumadores.

Entre los que creen que fumar produce enfermedades graves, el 19.2% no conoce que los cigarrillos light, ultralight o suaves son tan perjudiciales como los cigarrillos comunes. En ese mismo grupo, el 20% desconoce que los cigarrillos mentolados son tan perjudiciales como los cigarrillos comunes.

Las personas de 65 años o más, son menos conocedores de que tanto los cigarrillos light, ultralight o suaves como los mentolados, son tan perjudiciales como los cigarrillos comunes

Con el fin de controlar y evitar las consecuencias que el consumo del tabaco tiene sobre la salud, economía y medio ambiente, en el ámbito de la Organización Mundial de la Salud se implementó el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT). El mismo incluye todas las medidas que han demostrado ser efectivas en el control de esta epidemia.

Uruguay ratificó el CMCT en setiembre de 2004 y comenzó a implementar progresivamente las medidas contenidas en el mismo.

El 1° de marzo de 2006 se estableció que todo local cerrado de uso público, debe ser un ambiente 100% libre de humo de tabaco, convirtiéndose Uruguay en el primer país de las Américas libre de humo de tabaco.

Nuestro país ha cumplido en los últimos años con la mayor parte de las obligaciones contraídas como Estado Parte del Convenio Marco de la OMS. Este conjunto de medidas se encuentran reunidas en la Ley 18.256, ley integral para el control del tabaco, aprobada en marzo de 2008.

Además de los ambientes libres de humo, Uruguay ha logrado el  aumento del precio de los productos de tabaco aplicando una política tributaria acorde con los objetivos de salud, advertencias sanitarias en las cajillas de cigarrillos que ocupan el 80% de ambas caras principales e incluyen imágenes, prohibición de publicidad, promoción y patrocinio de los productos de tabaco, e incorporó la obligación de ofrecer en los servicios de atención primaria de salud, el diagnóstico y tratamiento de la dependencia al tabaco, basado en la Guía Nacional de Abordaje del Tabaquismo.

De esta forma, Uruguay se ha convertido en uno de los líderes mundiales en el proceso de control del tabaco.

El CMCT establece la necesidad de monitorear en forma sistemática el consumo de tabaco garantizando la comparabilidad entre países. Para cumplir con este mandato, nuestro país participa en el Sistema Mundial de Vigilancia del Tabaquismo, del cual forma parte la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos (GATS), desarrollada por el Centro para el Control de Enfermedades de Atlanta-USA (CDC) y la OMS, con el apoyo de la Fundación Bloomberg.

La encuesta GATS permite monitorear el consumo de tabaco en población a partir de los 15 años, así como otros indicadores y realizar el seguimiento de la implementación de las políticas de control de tabaco recomendadas en el CMCT .

Algunos resultados de la encuesta GATS  

Prevalencia de consumo de tabaco. Personas con 15 años o más

       Fuente: GATS 2009

 

Distribución de personas expuestas al humo de tabaco ajeno

Fuente: GATS 2009

Cesación del consumo de tabaco

El 76.6% de nuestra población muestra gran interés en abandonar el consumo de tabaco; el 48.6% de los que fumaron el año pasado hizo un intento de cesación en los últimos 12 meses. Las personas que no logran cesar en el consumo sin ayuda, pueden acceder al apoyo de especialistas

La Ley 18.256 incorpora Programas para la cesación del tabaquismo, planes y estrategias en los servicios de atención primaria de la salud pública y privada para el diagnóstico y tratamiento de la dependencia al tabaco.

Programas para la cesación del tabaquismo:

2402 0807/0809  Int. 120  Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer

2901 4091  Int. 133  Fondo Nacional de Recursos

0800 44 44   Ministerio de Salud Pública

2402 3553     Programa Nacional Control Tabaco del MSP

0800 HUMO  (0800 4860) Línea telefónica para dejar de fumar

Incorporamos una Guía de Autoayuda para intentar abandonar el consumo en forma individual. Si no consiguiera los resultados esperados, no dude en consultar en las Unidades de tratamiento especializado que se encuentran en el listado anterior.

RECUERDE QUE SEGÚN LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD, DEJAR DE FUMAR ES LA DECISIÓN MÁS IMPORTANTE EN MATERIA DE SALUD QUE USTED PUEDE TOMAR EN SU VIDA.

Documentos asociados: